924 433 307 info@vimedical.es
En que consiste la rinoplastia
Valora este artículo

RINOPLASTIA

 

¿En qué consiste?

La rinoplastia se aplica para cambiar la forma  de la nariz. Dependerá de lo que quiera el paciente y de lo que se pueda realizar. La rinoplastia es una de las intervenciones más complicadas de la cirugía estética, por lo que desde Vimedical recomendamos siempre informarse bien y elegir un centro de confianza.

 

¿Para quién esta recomendada?

Nuestros especialistas de Clínica Vimedical indican esta intervención a pacientes mayores de 15-16 años, que desean mejorar su estética facial proporcionando una mayor armonía al rostro. Existen fundamentalmente dos tipos de rinoplastia la estética y la funcional. La primera se ocupa principalmente de la forma estética de la nariz, mientras que la segunda responde a necesidades de la persona a tratar. Estas necesidades pueden ser dificultades a la hora de respirar o problemas derivados de un traumatismo por ejemplo.

 

Características de la intervención

Existen dos técnicas fundamentales:

Cerrada: en la que sólo se hacen pequeñas incisiones en el reborde interno de los orificios de la nariz. A través de ellos se trabaja sobre el esqueleto de hueso y cartílago que da a la nariz su forma, por lo que no queda ninguna cicatriz externa visible.

Abierta: en la que se hacen los mismos abordajes por dentro de los orificios de la nariz. Sólo que se unen entre sí con una pequeña incisión en la columela, es decir, en la columna central que separa ambos orificios. En la zona se aplican puntos muy finos, de manera que queda una pequeña marca casi imperceptible.

La duración es de aproximadamente 1 ó 2 horas dependiendo de la complejidad de la intervención. La rinoplastia se efectúa bajo anestesia general, con lo que el paciente es hospitalizado el día de la intervención. En casos seleccionados, se interviene con anestesia local y sedación.

 

Periodo de recuperación

Desde su intervención y hasta un periodo de 24 a 48 horas, se recomienda permanecer en reposo para controlar mejor las molestias y evitar sangrados molestos. Se debe llevar una férula los 8 días siguientes y habitualmente en dos semanas se puede recuperar una vida prácticamente normal. A veces esto se produce incluso antes dependiendo del tipo de trabajo.

 

¿Alguna duda?

Si tienes alguna duda, contacta con nosotros en nuestra sección contacto, o solicita una primera consulta con nuestro equipo médico. La primera consulta es gratuita y sin compromiso.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
Este website utiliza cookies para que o utilizador tenha uma melhor experiência. Se continuar neste site estará a aceitar a nossa política de cookies, clique em baixo para obter mais informação. ACEPTAR

Aviso de cookies